Seleccionar página
tazas de café

El sabor del café no solo depende de los matices del producto y su tostado, también del modo de servicio. Normalmente cada persona tiene su forma favorita de tomar café en casa. Pero también hay quien según la ocasión, el momento o su ánimo prefiere degustarlo de un modo u otro. Si te apetece experimentar te proponemos 20 formas de tomar café en casa y disfrutarlo de modos diferentes.

10 maneras de tomar el café en casa. 

  •  Café solo. Sin endulzar o  edulcorado con la cantidad de azúcar sacarina o fructosa que te apetezca. Ideal para tomar café en casa tras la comida o cena.
  • Cortado. Una parte de café y una de leche. Muy apropiado para desayunar.
  • Café helado, con cubitos de hielo y azúcar. El preferido en días de calor.
  • Café bombón. Una taza de café con una cucharada de leche condensada. Cuando tienes un día  goloso. 
  • Macchiato. Café solo con una cucharada de espuma de café. Para disfrutarlo entre horas.
  • Cappuccino. La misma cantidad de café solo que de espuma de leche. Ideal para tomar en familia o con invitados.
  • Affogato. Un café solo con una bola de helado de nata. Perfecto tras el menú del fin de semana.
  • Café con leche al estilo español. Por cada parte de café solo dos partes de leche caliente. Para muchos, la mejor forma de tomar café en casa o en el trabajo.
  • Carajillo. Una parte de café solo con un chorrito de licor. Normalmente orujo, brandy, whisky o ron. Solo para cuando no vayas a conducir.
  • Cremoso. Una parte de café con una cucharada de crema de leche o nata. Ideal para tomar café en casa al atardecer.


Otros 10 modos de disfrutar tomando un café en casa.

  • Chaqueta colombiano. Una parte de café con una parte de agua de panela. Para cuando tienes ganas de probar nuevas sensaciones.
  • Descafeinado. Para el día que quieres templar tus nervios y te apetece otro café.
  • Café frappé. Con hielos y cubierto de espuma. Para un tentempié refrescante de verano.
  • Café galâo portugués. Una parte de café poco cargado con tres partes de leche. Para tomar antes de dormir.
  • Eiskaffe alemán. Una parte de café solo servido en copa con dos bolas de helado de vanilla, coronado con nata montada y espolvoreado con virutas de chocolate negro. Para postre tras un menú de celebración.
  • Café en taza al estilo vietnamita. Una taza de café con una yema de huevo y dos cucharadas de leche condensada. Para un desayuno extra energético.
  • Karsk noruego. Una parte de café y otra de licor tipo aguardiente o aquavit. Para tomar café en casa en una fiesta.
  • Yuanyiang, café al estilo de Hong Kong. Una parte de café solo, una parte de té negro y una parte de leche condensada. Para sentirte exótico.
  • Al estilo europeo con sabor turco. Añadiendo al café solo una semilla de cardamomo. Para tomar café en casa mientras ves tu serie favorita.
  • Café con chocolate. Una parte de café con un toque de azúcar, un pellizco de canela en polvo, una parte de leche y una cucharada de cacao puro en polvo. Para esos días que necesitas elevar el ánimo.

Sea cual sea tu café preferido y tu modo favorito de tomar café anímate a conocer nuevas formas de prepararlo y saborearlo. Ya puedes  comprar café molido, en grano o en cápsulas recién tostado en Attimo. Y probar nuevas formas de tomar café en casa.